Mormones y Homosexualidad

En el presente artículo tratare de condensar la mayor parte de la información que he estudiado respecto al tema. Como siempre las advertencias del caso: Aun cuando siempre trato de cuidar que las fuentes sean lo más correctas posible y el articulo sea en lo posible, equilibrado y justo, este puede contener errores y se entrega solo a título personal, no siendo algo oficial, doctrinal, correcto o lo que sea.

Introducción.

La doctrina básica de la Iglesia es que cualquier actividad sexual fuera de un matrimonio legalmente constituido entre un hombre y una mujer es un pecado contra la “Ley de Castidad”. Bajo este concepto, el pecado en si es la práctica de actividades homosexuales, lesbianas o bisexuales, por lo cual una persona puede tener sentimientos e incluso auto identificarse como gay y ser de cualquier forma un miembro de la Iglesia digno (recomendación del templo incluida) mientras no caiga en la práctica de actividades homosexuales.

Históricamente, la Iglesia ha sido consistente en calificar a la práctica de la homosexualidad como un pecado, sin embargo también en ciertas etapas, lideres y organizaciones asociadas a la Iglesia han expresado puntos de vista y practicas respecto a la homosexualidad que han sido superadas tanto por la sociedad como por la Iglesia. Así mismo existen grupos que han confrontado la visión actualmente imperante en la Iglesia bajo interpretaciones distintas de la historia y doctrina de la Iglesia.

Políticamente, la iglesia se ha opuesto al reconocimiento legal del matrimonio homosexual, aun cuando ha separado aguas con respecto a otros derechos civiles de las personas homosexuales, apoyando políticas anti discriminación respecto a derechos laborales y habitacionales siempre y cuando estas no entren en conflicto con derechos respecto a la libertad religiosa.

En la última década (y en especial en los últimos años), la Iglesia ha tenido un gran movimiento interno de apertura (posiblemente liderado por Gordon B. Hinckley) para tratar de entender, respetar y apoyar a aquellos que sienten atracción hacia personas de su mismo sexo, con el objetivo de que ellos no se alejen de Cristo o de la Iglesia si no que se sientan confortables entre nosotros. Continue reading »

Cupido y un par de curiosidades del Templo de SLC

Dado que hoy 14 de febrero se celebra el día de amor, un dato curioso que quizás muchos no conozcan: En el Templo de Salt Lake City, en la sala celestial al pie de la escalera que conduce a una de las salas de sellamiento (la verdad, ya no me acuerdo muy bien, si alguien lo recuerda mejor, siéntese libre de corregirme) hay una pequeña estatua de un Cupido, con alitas, flechas y todo.
Por lo menos a mi me pareció muy raro ver un símbolo mitológico pagano (Cupido, el dios del amor según la mitología romana, es hijo de Venus y de Marte) en un salón celestial de la Iglesia, sin embargo al parecer simplemente se trato de un detalle que se tomo para simbolizar el amor de las parejas al subir por las escalas a su sellamiento. Al tiempo de instalarse la escultura, 1893, era común poner símbolos como querubines y cupidos del tipo neoclásico en catedrales e iglesias cristianas de aquel tiempo especialmente en Europa y de hecho, hace solo un par de años, hubo el descubrimiento en Jerusalén de un Camafeo con un Cupido que databa de los tiempos de Cristo. En este caso no estoy diciendo que los judíos originales mezclaban sus símbolos con símbolos paganos y que esa es una justificación para el templo de Salt Lake, si no que es una curiosidad que se repite en otros escenarios como una especie de “licencias artísticas” aun cuando digamos que… doctrinalmente… ehmmmm…. bueno, quizás no sea tan exacto.

http://4.bp.blogspot.com/_1dSBe3Fg-lg/SP9V33hXXLI/AAAAAAAAAOU/jJctbKeRrS0/s1600/Aphrodite.JPGAhora bien, para complementar este dato rosa, en la misma sala celestial hay en un arco una figura de una mujer escoltada por un par de querubines (o por lo menos, un par de niños pequeños). Aunque no está claro que representa, algunos la han identificado con Afrodita (siguiendo los dioses grecorromanos), otros con la Madre Celestial y existe una leyenda urbana que dice que es la virgen Maria habiendo sido un regalo de los católicos para el templo. Sin embargo una descripción del siglo XIX dice que simplemente es una virgen puesta allí en forma decorativa junto a dos querubines, aunque curiosamente en sus manos sostiene una planta. Esta planta es identificada por algunas personas como una rama de Acacia, la cual simboliza para los masones la vida eterna y la resurrección. Si miran las fotos del siguiente link, notaran que la virgen esta justamente sobre el velo: Vida Eterna y Resurreccion. Nuevamente, esto es solo una interpretación que algunos dan, sin embargo tuve la oportunidad de estar en el museo de la Iglesia de Salt Lake City, y era sorprendente la cantidad de símbolos masones que estaban en la Iglesia y organizaciones auxiliares durante la segunda mitad del siglo XIX, por lo cual no me sorprendería que esa fuese la explicación real.

Ahhh, finalmente, y que pasa ahora con los querubines?. Nada pues, simplemente otra cosa “artística”, lo cual nuevamente no es raro de ver. Se acuerdan del arca de la Alianza?: símbolo del poder del Dios de Israel en el antiguo testamento?. Bueno, lo que se cree es que los dos “querubines” que se identifican como ángeles en el arca ni siquiera eran ángeles, si no que imágenes de guardias mesopotamicos (yeah, de babilonia), los cuales los Israelitas identificaban (por obvias razones) con el Poder, aun cuando… no fuesen precisamente de su religión. Y bueno, así con los artistas y sus “licencias” decorativas….

Mitos y Leyendas: Mormones, Yoda y Star Wars

A propósito de la compra de LucasFilms por Disney, vamos con uno de los mitos mormones favoritos de todos los tiempos.

Una “leyenda urbana” comúnmente escuchada y repetida ha sido el decir que Yoda, el sabio guerrero de Stars Wars esta basado en el profeta Spencer W. Kimball.

La leyenda cuenta que el artista diseñador del personaje de Yoda era un miembro de la iglesia. George Lucas, le pidió que diseñara un personaje con características de bondad, sabiduría y conocimiento, un “Ultra-Master-Super-Maestro-Jedi”, así que al recibir el encargo esta persona se inspiro en su mayor referente de Bondad y Sabiduría: Elder Spencer W. Kimball.

Evidentemente (jeje) existen similitudes entre la cara de Kimball y de Yoda, sin embargo la historia parece no ser tan cierta.

La verdad del caso es que Yoda fue creado por el artista Ingles Stuart Freeborn. Freeborn era un especialista en maquillajes y creación de personales fantásticos y de hecho fue el creador de varios famosos personajes de la ciencia ficción tal como los monos en “El planeta de los simios” (las viejas) y los simios que aparecen al comienzo de la película “2001 odisea del espacio”.
Tal como se relata en muchas lugares como por ejemplo Lores del Sith o el wiki de star wars, Freeborn, el cual nunca ha tenido alguna relación con la iglesia, se baso en los personajes mas sabios que el ubicaba: En Albert Einstein y en el mismo (buena autoestima la que tenia) para crear el rostro de Yoda.

Tal como pueden ver en las siguientes fotografías, es evidente el notar en quienes se baso el para realizar el modelo de Yoda.

Stuart (a la derecha) siendo comparado con una mascara de Yoda.

Freeborn comparado con Yoda

Nuevamente comparado, esta vez con un busto. Para los cinefilos, notar atrás la foto de un personaje del 5to. elemento.

Freeborn con la figuara de Yoda que se el entregó

La otra mitad de Yoda: Albert Einstein

No se puede mostrar la imagen “http://img.timeinc.net/time/time100/poc/images/einstein_big.jpg” porque contiene errores.
Un híbrido de Einstein y Yoda.
http://www.toysrgus.com/duncan-images/Apparel2/APAR2-923.JPG

Y comparado con nuestro propio Yoda.

De todas formas, el tema reaparece cada cierto tiempo junto con el enlace de la doctrina de la Iglesia como inspiradora de la Guerra de las Galaxias, pero el caso es que, según la secretaria del mismísimo George Lucas, es solo coincidencia:

… nunca dejo de asombrarme con las historias que hay por ahí. Yoda fue definitivamente no modelado siguiendo a Spencer W. Kimball, y si la gente cree que hay algún tipo de doctrina SUD en las películas, esto es completamente una coincidencia”.

Esta claro, cierto?, aunque, si aun les gustan las teorías mormonas starwaristicas, aquí tienen una pequeña lista de “solo coincidencias”.

  • Los Jedis son guiados por un Concilio de… 12!
  • Los cuales se reúnen en su templo….
  • Para guiar al resto de los Jedis en el lado “luminoso” de la fuerza
  • Y que no se vayan para el “lado obscuro”
  • Los Jedi son una orden = Nosotros tenemos una orden (aunque, los Jedi son hombres y mujeres y nuestra orden sacerdotal es solo para hombres… aunque mandan las mujeres).
  • Padme tiene un templo en Naboo = Nosotros también tenemos un templo en Nauvoo.
  • Anakin nace de madre inmaculada
  • Anakin tiene una historia de redención y perdón = El milagro del perdón.
  • Anakin cuando chico era bueno, después fue malo, después fue bueno = Alma Hijo.
  • A los Jedi les encanta realizar “consejos” = A los mormones también!.
  • Para los Jedi es importante controlar la ira y la enemistad= Cuidaos del Orgullo.
  • Hay un imperio grande y abominable = Ya saben.
  • El emperador es viejo, feo y arrugado = Ya saben también…
  • Los Jedi generalmente andan de dos en dos, compañero mayo y compañero menor = Los misioneros [siempre] andan de dos en dos.
  • Para los Jedi es muy importante la Espada = Para los mormones es muy importante la espada (de la verdad, oj oj oj).
  • Generalmente los Jedi te mandan a misiones bien lejos = Idem.
  • Yoda, sabio maestro = Amado profeta.
  • Un Jedi no debería comprometer su corazón = “Cerrad vuestros corazones”.
  • La Iglesia es verdadera!, la fuerza, también.

La Real Academia Española y el Mormonismo

Esta es una nota que quería escribir hace algún tiempo. Y espero no se quede solamente en la nota. Un día me puse a revisar un diccionario y busqué el término mormón. El diccionario no era cualquier diccionario era la vigésima segunda edición del Diccionario de la Real Academia Española. Para el mundo de habla hispana, este diccionario es el diccionario oficial de la lengua. La cosa es que busqué la palabra mormón y la palabra mormonismo. Sabía que no serían párrafos y párrafos de información por la naturaleza de un diccionario de este tipo. No obstante, mi sorpresa fue otra, la definiciones encontradas no me dejaron para nada contento. De la palabra mormón decía: “Nombre de un profeta inventado en 1830 por el fundador del mormonismo”. No le tome mucho asunto pero luego me surgió la siguiente reflexión ¿Era esa una definición neutral del término mormón? Sin duda que no. Cuestiona una creencia religiosa, que es una verdad para muchos de nosotros. No obstante se me ocurrió que si cuestionaba otras creencias podría entender que su “línea editorial” no iba necesariamente de la mano con las más altas convicciones religiosas. Así que decidí hacer el siguiente ejercicio buscar la definición que daba al “Arca de Noé”. Pensé que si cuestionaba su construcción y existencia podría entender el enfoque tomado con mi religión. Sin embargo, los resultados fueron diferentes según el mismo diccionario el Arca de Noé es una especie de embarcación “según la Biblia”. La pregunta era porque no podían poner en la definición de Mormón: “Nombre de un profeta que según el Libro de Mormón habitó las Américas”.

Con la palabra Mormonismo aparecía algo similar, creo que no es tan injusta como la otra definición, dice “Movimiento religioso fundado en los Estados Unidos de América, basado en la Biblia y el Libro de Mormón, y que durante algunos decenios proclamó y practicó la poligamia”. Lo que dice no es falso sin embargo, es raro que de la palabra Catolicismo por ejemplo no diga: “durante siglos persiguió y exterminó a quienes pensaban diferente”. Lo anterior puede sonar un poco en serio, un poco en broma pero no deja de tener algo de cierto. No soy de los que piensa que el catolicismo es la referencia oficial de la Iglesia del Diablo, de hecho estoy bastante distante de esas concepciones, creo que los católicos sinceros han hecho enormes esfuerzos que han beneficiado a muchos hijos de Dios. No obstante de ellos el diccionario dice algo sencillo y claro: “Comunidad y gremio universal de aquellos que viven la fe católica”. No niego que me gustaría una definición parecida para mi religión.

Y finalmente porque no me gustaría que quedará en la nota solamente. Porque sería interesante escribirle correos a la RAE explicándole nuestro parecer. Para ver si en la vigésima tercera edición las cosas cambian. Ojalá alguien se anime. Concluyo, que lo anterior puede ser bien irrelevante para la salvación personal, e incluso para la Obra Misional. Pero intuyo que, a veces, detrás de los detalles, hay símbolos potentes.

mormón, na.

(De Mormon, nombre de un profeta inventado en 1830 por el fundador del mormonismo).
1. adj. Perteneciente o relativo al mormonismo.
2. adj. Que profesa el mormonismo. U. t. c. s.

mormonismo.
1. m. Movimiento religioso fundado en los Estados Unidos de América, basado en la Biblia y el Libro de Mormón, y que durante algunos decenios proclamó y practicó la poligamia.

Historias Animadas del Libro de Mormón [en español Latino]

Nunca esta demás darse una vuelta por la pagina de la iglesia y rebuscar entre los montones de materiales que tiene ya que siempre encontraremos algo nuevo. Valiéndome de ese conocimiento y haciendo uso de mis momentos de ocio encontré una sección muy interesante que tiene historias del Libro de Mormón animadas. Como siempre la iglesia lo pone a disposición de todos en múltiples formatos (PDF [si se que no es un formato de video, pero esta en texto el relato del video], mp3, y en video (SD y HD). Todos totalmente descargables.

Yo hice la prueba con el Jdownloader (si no lo conoces vale la pena que busques información de él, es un gestor de descargas) e ingresando este link http://feeds.lds.org/book-of-mormon-stories-hd-spa pueden automatizar la descarga de los videos en HD, que dicho sea de paso, es bastante rápida y me bajan 20 videos simultáneamente, de hecho en cosa de minutos tenia casi todos los videos en mi laptop.

 

Esta colección consta de 54 videos:

 

Capítulo 1: Cómo obtuvimos el Libro de Mormón

Capítulo 2: Lehi amonesta a la gente

Capítulo 3: Lehi sale de Jerusalén

Capítulo 4: Las planchas de bronce

Capítulo 5: El viaje a través del desierto El trayecto de la familia de Lehi

Capítulo 6: El sueño de Lehi

Capítulo 7: La construcción del barco

Capítulo 8: El viaje por el mar

Capítulo 9: Un nuevo hogar en la tierra prometida

Capítulo 10: Jacob y Sherem

Capítulo 11: Enós

Capítulo 12: El rey Benjamín

Capítulo 13: Zeniff

Capítulo 14: Abinadí y el rey Noé

Capítulo 15: Alma enseña y bautiza

Capítulo 16: La huida del rey Limhi y de su pueblo

Capítulo 17: La huida de Alma y de su pueblo

Capítulo 18: Alma, hijo, se arrepiente

Capítulo 19: Los hijos de Mosíah se convierten en misioneros

Capítulo 20: Alma y Nehor

Capítulo 21: Los amlicitas

Capítulo 22: La misión de Alma en Ammoníah

Capítulo 23: Ammón, un gran siervo

Capítulo 24: Ammón conoce al padre del rey Lamoni

Capítulo 25: Aarón enseña al padre del rey Lamoni

Capítulo 26: El pueblo de Ammón

Capítulo 27: Korihor

Capítulo 28: Los zoramitas y el Rameúmptom

Capítulo 29: Alma enseña en cuanto a la fe y la palabra de Dios

Capítulo 30: Alma aconseja a sus hijos

Capítulo 31: El capitán Moroni derrota a Zerahemna

Capítulo 32: El capitán Moroni y el estandarte de la libertad

Capítulo 33: Los realistas contra los hombres libres

Capítulo 34: Helamán y los dos mil jóvenes guerreros

Capítulo 35: El capitán Moroni y Pahorán

Capítulo 36: Hagot

Capítulo 37: Nefi y Lehi son encarcelados

Capítulo 38: El asesinato del juez superior

Capítulo 39: Nefi recibe gran poder

Capítulo 40: Samuel el Lamanita profetiza en cuanto a Jesucristo

Capítulo 41: Las señales del nacimiento de Cristo

Capítulo 42: Las señales de la crucifixión de Cristo

Capítulo 43: Jesucristo se aparece a los nefitas

Capítulo 44: Jesucristo bendice a los niños

Capítulo 45: Jesucristo enseña sobre la Santa Cena y la oración

Capítulo 46: Jesucristo enseña a los nefitas y ora con ellos

Capítulo 47: Jesucristo bendice a Sus discípulos Cristo visita América

Capítulo 48: Paz en América

Capítulo 49: Mormón y sus enseñanzas

Capítulo 50: Los jareditas salen de Babel

Capítulo 51: Los jareditas viajan hacia la tierra prometida Los viajes de los jareditas Capítulo 52: La destrucción de los jareditas

Capítulo 53: Moroni y sus enseñanzas

Capítulo 54: La promesa del Libro de Mormón

 

Agradezco que la iglesia siempre este en la vanguardia de la tecnología, y no se si a ustedes, pero a mi esto me da un testimonio mas grande de la importancia de proclamar el evangelio y “buscar de los mejores libros” para nutrir nuestro testimonio y pasar el tiempo mas cerca de la Verdad, porque de no ser tan importante que mas almas vengan a Cristo y que sientan su amor y la paz que solo viene de probar el fruto de este árbol, ¿qué finalidad tendría todo este trabajo de la Iglesia?.

 

Compártelo en clases, con amigos, por FB, TW, etc. Tal vez sea el medio para que una persona mas viva la felicidad de hacer convenio con el Padre.

 

Link: http://www.lds.org/library/display/0,4945,8187-1-4473-110,00.html

Biblioteca de Capacitación para Lideres

La iglesia siempre esta trabajando fuerte para capacitarnos y así lograr que nosotros podamos hacer la cosas mejor en los mas amplios ámbitos de la vida como miembros, con la unica finaliza de llevar a mas almas a Cristo.

Es por este motivo que se ha habilitado un nuevo recurso en el menu de lds.org destinado a capacitar a los lideres de la iglesia basado en el capitulo 3 del Manual de Instrucciones Nº 2, haciendo conexiones con las responsabilidades de cada OA (organización auxiliar).

Este recurso es bastante completo, sencillo en su presentación y facil de manejar.

Para ingresar a ella, debemos dirigirnos a www.lds.org, luego a Menu>Servicio>Biblioteca de Capacitación para Lideres:

 Al ingresar les saldra esta pantalla:

Continue reading »

Jose Smith y el Caballo Obscuro de cola trenzada.

“En una colina vecina aguardaba el mayor tesoro que habían conocido los hombres, un cofre de piedra que guardaba un libro de oro con un mensaje divino. Pero las exigencias del ángel para hacerse con el tesoro eran múltiples y variadas. Algunas eran razonables y hasta previsibles: no podía usar el libro para enriquecerse, debía agradecer a Dios el privilegio concedido, debía contar a su padre lo acontecido en la habitación. Otras eran misteriosas: llamar al libro por su nombre, por ejemplo, o vestir ropa negra cuando fuera a desenterrarlo. Montar un caballo oscuro con el pelo de su cola trenzado, y que el libro no tocara el suelo hasta llegar a casa. Y la más intrigante de todas. Nunca, bajo ningún concepto, debía mirar hacia atrás.”

Fantástico relato con “nuevos datos” de lo que dijo Moroni a José apropósito de las planchas. Y de donde salen estas interesantisimas declaraciones?. Alguna cita que nadie conoce del diario de vida de Jose Smith?, quizás algo que comento Cowdery, Harris o inclusive Whitmer?. O un descuido dicho en Nauvoo por Rigdon, Emma o cualquiera otra persona?. Lamentablemente, para variar, no es así.

La cita se origina en el libro “Mormonismo Unvailed”, el primer libro “antimormon” de todos los tiempos, escrito en 1834 y que entre otras cosas también introduce la teoria Spalding como origen del libro de mormón y las magias con sapitos de Jose Smith (que mas de un siglo después fue el origen de la falsificación y asesinatos de la “Carta de la Salamandra”). En este libro de Eber D. Howe, quien por cierto fue demandado en juicio por Jose Smith debido a su acusación del plagio de un libro de Salomon Spalding, juicio que por cierto perdió, esta basado en testimonios de…. adivinen: Dos excomulgados de la Iglesia y que ni siquiera habían llegado muy lejos en el liderismo o tenido mayor contacto con los Smith como para saber mas detalles de su historia personal: Doctor Philastus Hurlbut quien dudo menos que un candy antes de ser excomulgado de la iglesia por “conductas impropias” jurando después vengarse de esos malvados mormones y Ezra Booth, quien duro un poco mas, como 5 meses antes de ser reprendido por el Señor en DyC 64:15–16. Parece que no lo tomo muy bien por que a los días renuncio a la Iglesia y formo su propia Iglesia, si señor, su propia iglesia anti Jose Smith obviamente! (y no es broma).

Al verificar el origen del relato suena hasta divertido toda la mezcolanza de gente enojada y sin mucha información de primera mano, claramente tomando o inventando cualquier rumor parcial con el único objetivo de desacreditar y tomar revancha de José, pero lo no divertido es que hasta el día de hoy, son muchos los que toman estas historias como “verdaderas” sin siquiera contrastarlas con los muchos relatos que cuentan la historia de otra forma o por lo menos verificar el origen o motivación de estas declaraciones tan “intedezantes”.

Como diría Her Goebbels: Miente miente, que algo siempre queda…

Tres imagenes populares… incompletas.

Todos los días se aprende algo nuevo…. hace tieeempoooo que conocía que la famosa imagen de “Jesús retorna en gloria” de la segunda venida, tenía un “pequeño” error doctrinal. En esta imagen, el Salvador vuelve en blanco inmaculado sobre tierras que inclusive he escuchado es Utah, aunque Utah no pinta en ningún lado en la segunda venida e Israel también es desértico, de todas formas el punto es que las escrituras no dicen que vendrá de blanco, si no que con sus ropas rojas. Isaías 63:3 pregunta ¿Por qué es rojo tu vestido y tus ropas como las del que ha pisado el lagar? y Juan en Apocalipsis 19:13 es aun mas especifico señalando que esta vestido “de una ropa teñida en sangre” ademas de varios otros detalles. Una imagen más “doctrinalmente correcta” que también muestra el tema de la llegada en un caballo blanco sería la siguiente:

A favor de la clásica imagen, por lo menos el cinturón del Señor aparece correctamente en rojo.

Hace un tiempo, estudiando del Libro de Mormón me di cuenta que la famosa imagen de Del Parson de la traducción del libro, en la que aparece José con Oliver, es por decir lo menos, poco prolija históricamente. Tiene por lo menos dos errores fuertes, el primero es que según los relatos el proceso de traducción nunca se hizo “a plancha descubierta” frente a Cowdery. O había una manta de separación o las planchas estaban cubiertas, pero nunca estuvieron ahí directamente a vista y paciencia de todos. El segundo error es que no hay relatos que digan que José leyese o tradujese directamente de las planchas “a ojo” nomas como se muestra en esa imagen. Como vimos en estudios anteriores, el proceso aun no está claro pero los relatos más comunes son la traducción vía lentes y pectoral, como la imagen del libro de historias de Doctrina y Convenios y los relatos de traducción vía espiritual con José recibiendo revelación dentro de un sombrero.

En esta ocasión, las imágenes históricamente correctas según los relatos deberían ser a lo menos similares a las siguientes:

De todas formas, las imágenes no son completas-completas. Falta el escriba, la separación de José y el resto y según algunos relatos, en el caso del sobrero también estarían presentes las planchas cubiertas con una mantita como una especie de catalizador.

Y como nunca se deja de aprender, hoy estaba viendo un documental que tenía desde hace tieeeemmmpooooo acerca de José hecho por académicos de la BYU (la estoy subiendo para compartirlo) y resulta que esta famosa imagen de Moroni apareciendo a José, también es históricamente errada….

Según la historia, en la casa que la familia Smith tenía en aquel tiempo en Palmyra los hijos dormían juntos en un segundo piso siendo los hermanos varones 5, contando a José. Por tanto cuando Moroni se le aparece a José tres ocasiones en esa noche, iluminando completamente toda la pieza y todo eso, también están presentes sus hermanos aunque evidentemente, nunca se enteran de lo ocurrido.

El documental ilustra la versión correcta con una pintura que nunca había visto. Recuerden, el documental viene de la BYU.

Sorpresa?. Aun no me creen?. Hombres de poca fe, vayan ahora a JosephSmith.net, página oficial de la Iglesia, y miren fijamente la imagen que ilustra el articulo del Libro de Mormón. Cha chaannn!!!

En el terrestre y telestial, estaran sus habitantes separados y sin sus cositas?

Buh!, Joseph Fielding (y McConkie) me la hicieron de nuevo colándome una “dostrina” en mi base de conocimientos…

Hace años atrás en la Superlista Dostrinal alguien comento de la idea de que en la resurrección, la gente del terrestre y telestial resucitarían sin las joyas de la familia debido a que como no iban a tener progenie, entonces, no eran necesarias. Para variar el origen de la “doctrina” era Doctrina de Salvación y a pesar de que todos concordábamos con que era una idea posiblemente errada, por cuanto Alma (11:43) específicamente dice que seremos restaurados en “Perfecta Forma” cada uno con todas sus cositas en su lugar.

El cuento es que igual yo defendí una interpretación que dice que, aunque la gente iba a estar 100% completita, si recordaba que hombres y mujeres iban a estar separadas en esos reinos, unos por un lado otros por el otro. No pude encontrar la referencia en la sección 76 aunque para mi “respaldo” recordaba un dibujo (que efectivamente esta y que ilustra este articulo) de la visión y como hombres y mujeres solo están juntos en el reino celestial. El caso es que igual no pude encontrar la referencia por lo cual, ahora si ya picado, me puse a bucear hasta encontrar la escritura donde aparecía aquello que yo había afirmado, sin embargo…..

El caso es que mi recuerdo venia de la misión, en esta había estudiado Doctrina de Salvación, Doctrina y Convenios y el Manual de Doctrina y Convenios de Instituto y se me había hecho una ensalada. Resulta que el que afirma la idea de no joyitas y separados por géneros, es Joseph Fielding Smith bajo su interpretación de las escrituras. A su favor he de decir que el claramente dice que es solo su “deducción” y que esta vez, ni siquiera esta afirmando que sea de seguro, aunque queda la duda con eso de que “algunas funciones del cuerpo no aparecerán” siendo una de ellas la procreación, porque es bien aventurado pensar que la procreación celestial será similar a la mortal (ahora entiendo de donde vienen todos esos videos anti mormones con mujeres embarazadas en el cielo….).

Y bueno, al final que fue lo que dijo JFS en Doctrina de Salvación, Tomo 2, pagina 163?

Los que reciban la exaltación en el reino celestial tendrán la “continuación de las simientes para
siempre”. Ellos vivirán en la relación familiar. En los reinos terrestre y telestial no habrá casamiento.
Aquellos que allí entren permanecerán “separadas y solitariamente” para siempre.

Algunas de las funciones del cuerpo celestial no aparecerán en el cuerpo terrestre, ni en el telestial, y el
poder de la procreación será quitado. Yo deduzco que los hombres y mujeres serán, en estos reinos,
exactamente lo que los que se dicen integrantes del mundo cristiano esperan que todos seamos: ni hombre
ni mujer, meramente seres inmortales habiendo recibido la resurrección.

Ok, voy a tomar  las afirmaciones de JFM que para variar, son las populares en la escuela dominical, instituto o en misioneros recién regresados. Al mismo tiempo pondré mis propias observaciones.

a) Los que reciban la exaltación en el reino celestial tendrán la “continuación de las simientes para
siempre”. De acuerdo, sin embargo hay que notar que muchos asocian al proceso de “continuación de simientes” con el proceso que conocemos aquí en la tierra. Peeeeeeroooooo, actualmente hay más de un método a diferencia de los tiempos de JFM (el in-vitro y la clonación por ejemplo) y Gordon B. dijo que sabemos que va a pasar, pero no conocemos por medio de que proceso ocurrirá. Yo pienso similar a él.

b)Ellos vivirán en la relación familiar. En los reinos terrestre y telestial no habrá casamiento. De acuerdo.

c) Aquellos que allí entren permanecerán “separadas y solitariamente” para siempre. Acá va mi caída. Ese era el concepto que yo proponía, recordando la imagen del manual de DyC como LA referencia cruzada. Sin embargo como no pude encontrar la escritura misma, esta vez me salte los dibujitos y me fui directamente a la referencia directa: DyC 132:15-32

15 Por consiguiente, si un hombre se casa con una mujer en el mundo, y no se casa con ella ni por mí ni por mi palabra, y él hace convenio con ella mientras él esté en el mundo, y ella con él, ninguna validez tendrán su convenio y matrimonio cuando mueran y estén fuera del mundo; por tanto, no están ligados por ninguna ley cuando salen del mundo.

16 Por tanto, cuando están fuera del mundo ni se casan ni se dan en casamiento, sino que son nombrados ángeles en el cielo, ángeles que son siervos ministrantes para ministrar a aquellos que son dignos de un peso de gloria mucho mayor, y predominante, y eterno.

17 Porque estos ángeles no se sujetaron a mi ley; por tanto, no pueden tener aumento, sino que permanecen separada y solitariamente, sin exaltación, en su estado de salvación, por toda la eternidad; y en adelante no son dioses, sino ángeles de Dios para siempre jamás.

Hummmmm, entonces acá nos encontramos en el típico problema de interpretación de las escrituras. Aceptando que otra persona pueda interpretar esta escritura de distinta manera, leyendo, lo que yo entiendo, es que quienes no vivan en una “relación familiar” simplemente estarán separados, sin “unión” familiar con otros (ya que no están sellados) pero no quiere decir que van a vivir como ángeles hombres por un lado y ángeles mujeres por otro. Conclusión de este punto: Estaba errado en mi interpretación y creencia en el dibujito del manual (hasta que alguien me demuestre lo contrario).

d)Algunas de las funciones del cuerpo celestial no aparecerán en el cuerpo terrestre, ni en el telestial, y el poder de la procreación será quitado. Yo deduzco que los hombres y mujeres serán, en estos reinos, exactamente lo que los que se dicen integrantes del mundo cristiano esperan que todos seamos: ni hombre ni mujer, meramente seres inmortales habiendo recibido la resurrección.

Y bueno, esta es la mas famosa: Joseph Fielding Smith vs Alma 11:42-43

42 Ahora bien, hay una muerte que se llama la muerte temporal; y la muerte de Cristo desatará las ligaduras de esta muerte temporal, de modo que todos se levantarán de esta muerte.

43 El espíritu y el cuerpo serán reunidos otra vez en su perfecta forma; los miembros así como las coyunturas serán restaurados a su propia forma, tal como nos hallamos ahora; y seremos llevados ante Dios, conociendo tal como ahora conocemos, y tendremos un vivo recuerdo de toda nuestra culpa.

Entonces, a menos que parte del castigo del juicio de Dios sea que se nos quiten algunas partericillas, en este caso le creo más a Alma. Porque si quitan partes, funciones y cosas por el estilo, entonces no estoy tan seguro que el “reino más bajo es tan maravilloso que si lo viésemos trataríamos de entrar como fuera lugar”, por que… sorry, estoy tan encariñado y feliz con cada pedacito y menudencia de mi cuerpo que me daría una real pena echar de menos a alguna parte de él (grasas no cuentan, esas se pueden ir sin problemas).

Por otro lado, aunque tampoco afirmo que vamos a usar todo el cuerpo, literalmente, por que la verdad es que no lo se y no veo nada claro al respecto, sospecho profundamente de que si algo no se necesita o alguna cosa no se hace, eso no querrá decir que las partes del cuerpo implicadas desaparecerán o perderán su función, como razona el apóstol. Por ejemplo, no creo que un cuerpo inmortal necesite comer para vivir, sin embargo en Marcos 21 leemos como en su tercera aparición a los apóstoles, el Jesús resucitado se sienta y come con ellos sin ningún tipo de problemas, por lo cual asumo que sin importar si se usan o no algunas funciones del cuerpo, el cuerpo estará completito y funcional de todas maneras.

Comentarios finales: Es este articulo, investigación o el saber si vamos a estar completos o no después de la resurrección es un tema necesario para nuestra salvación?. De ninguna manera. En mi opinión, es totalmente superfluo como “Dostrina de Salvación”, pero bueno, de los curiosos también es el reino de los cielos y como esta es una pagina nomas y no una “escuela dominical virtual”, es simplemente un tema interesante para conversar  😉

La Traduccion y Publicacion del Libro de Mormon

The Translation and Publication of the Book of Mormon es el titulo de un articulo del tipo academico presentada por Stephen D. Ricks, profesor de Hebreo de la BYU e investigador del Maxwell Institute de estudios religiosos de la universidad de la Iglesia, conocido anteriormente como BYU-Farms.

En este articulo se describe en forma detallada, según los datos que tenemos, se efectuo la traducción del libro. Es bastante interesante ya que se aleja un poco de la tradicional imagen que tiene la mayoria de los santos de los ultimos dias acerca del proceso seguido por el Profeta y conocido por todo el mundo y entrega detalles adicionales que han sido revisados y mostrados por otros investigadores, no necesariamente santos de los ultimos dias.

El articulo condensa dos partes que publicamos hace unos años y aunque no es una traduccion perfecta, esta vez por lo menos corregi la ortografia 😉

Que lo disfruten.

La traducción y publicación del Libro de Mormón

Por Stephen D. Ricks
Instituto Maxwell, Provo, Utah.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no representan la posición del Instituto Maxwell, la Universidad Brigham Young, o La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
1994 por Stephen D. Ricks. Transcripción de una conferencia presentada en el marco de la serie de conferencias del Libro de Mormón.

Me complace estar en condiciones de pasar algún tiempo con ustedes el día de hoy hablando de la traducción del Libro de Mormón. Tengo la esperanza de que al final de la conferencia de hoy podamos conocer un poco más acerca de lo que José Smith dijo y pensaba sobre la traducción del Libro de Mormón.

  1. ¿Qué dijo José Smith?
  2. ¿Lo qué otros -asociados, colegas y compañeros de trabajo, que lo conocieron en ese período de tiempo- dijeron sobre el proceso de traducción?
  3. Y más allá de eso, hacer las preguntas que se refieren específicamente a los medios y el método que se utilizó en el proceso de traducción. Por medios me refiero a los instrumentos, los objetos que se utilizaron. Y descubrir lo que podemos aprender de eso.
  4. Además de que, finalmente, ¿qué método se utilizó en el proceso de traducción? ¿Cómo es que José utilizo efectivamente estos instrumentos, los objetos que le fueron dados, a fin de ser capaz de traducir?

Estas cuatro son las preguntas que espero podamos discutir.

Todos estamos familiarizados, en mi opinión, con la ahora famosa carta a Wentworth, la carta que contiene los trece artículos de fe, en la que José describe el auge y el progreso de la Iglesia. En esta carta también se describe un poco acerca de la traducción del Libro de Mormón. Dijo que el Libro de Mormón fue traducido por medio del Urim y Tumin, mediante el don y el poder de Dios. En otras ocasiones utilizó un lenguaje similar en relación con el proceso de traducción.

En una carta que escribió a una persona muy popular, a quien se refirió como “el ministro judío Josué”, dice que la traducción se produjo por el don y el poder de Dios. Y en otros lugares, donde habla de la utilización del Urim y Tumin, o los Pectorales, o los intérpretes nefitas, como se denominan en el Libro de Mormón (y aquí debo añadir que el término entre paréntesis Urim y Tumin que se utilizan normalmente para describir los objetos o los instrumentos que se utilizaron para la traducción, en realidad nunca se encuentra así en el Libro de Mormón ), siempre y en cada ocasión simplemente utilizo la frase de que fueron usados por el don y el poder de Dios.

Podemos preguntarnos, por qué es que José era tan reticente a responder a esta pregunta con más detalle? Y sabemos que así fue, porque en 1831, en la Conferencia de octubre en Orange, Ohio, su hermano Hyrum, tan amado y quién hizo mucho, y que tanto hizo por José, le pidió, frente a la congregación, por favor, si se levantaba y contaba a los asistentes de la conferencia como había, con mayor detalle, relatar exactamente la forma en que el Libro de Mormón fue traducido. Y en respuesta a esa petición, José dijo que no era conveniente para él más que decir lo que ya se había dicho acerca del Libro de Mormón, y fue así que mayores detalles no se proporcionaron.

Reticencias que, sospecho, fueron el resultado de algunas malas experiencias que José podría haber tenido desde cuando dio a conocer las cosas sagradas a los individuos. Recordamos, por supuesto, que en el principio cuando José quería que la gente supiese acerca de las experiencias de la primera visión, el resultado fue una mayor persecución de la que él podría haber imaginado.

Hubo otro problema. A principios de la Iglesia, muchos de los primeros miembros de esta comenzaron a creer que era sólo por y a través de la utilización de la piedra del vidente que era posible recibir la revelación. Por lo tanto, comenzaron a sentir que para que fuese legítima las revelaciones que estuviesen dándose, era un requisito que la piedra del vidente tuviese que estar allí. José, como veremos, pronto abandonó la piedra del vidente porque se sintió que ya no tenía necesidad de usarla. Esta gente siguió creyendo que la piedra era fundamental. Por lo tanto, creo que a causa de esta actitud entre algunos miembros de la Iglesia, así como la actitud que pudieran tener los sospechosos que se encontraban fuera de la Iglesia, decidió no decir nada más de lo que él dice que hay en estas declaraciones, que “fue por el don y el poder de Dios ” como tradujo el Libro de Mormón.

Sin embargo, afortunadamente, otros testigos han dicho más sobre ello. Han hablado tanto en términos de los instrumentos u objetos que se utilizaron con el fin de traducir el Libro de Mormón y además, también hablan en cierta extensión sobre el método que se utilizó. Y me gustaría tenerlos a ellos en cuenta.

Durante el proceso de traducción se menciona el uso de dos instrumentos de trabajo. Uno de ellos era la piedra del vidente. Todos, en mi opinión, conocemos la palabra, pero me gustaría que tuviésemos esto en cuenta, por que la palabra vendrá en el contexto de otros significados también. Y, en adición a esta, otra palabra, los “intérpretes”, a veces también llamados los intérpretes nefitas, o los Pectorales. Estos dos objetos parecen haber sido utilizados desde el principio en el proceso de la traducción del Libro de Mormón.

La piedra del vidente, hablaremos de ella en primera instancia. Parece que fue inicialmente encontrada por Joseph y su hermano Alvin, cuando trabajaban en la propiedad de Chase Mason en 1822 y es descrita, por uno de los testigos, como del tamaño de un pequeño huevo de gallina, con la forma de un zapato. Estaba compuesta de capas de diferentes colores que pasaban diagonalmente a través de ella. Era muy dura y lisa, tal vez por el hecho de llevarla en el bolsillo. La mayoría de las otras descripciones que tenemos dan una descripción muy similar a la anterior. [Nota: La imagen que acompaña esta descripción es de una “piedra vidente” de los Tiempos de José, similar en su descripción a la de José, pero no es precisamente la de José]

Resulta interesante observar que la piedra del vidente que Joseph le había pasado a Oliver, a raíz de la traducción del Libro de Mormón. Oliver la mantuvo en su poder hasta su muerte. Luego de ello, pasó a su esposa, Elizabeth Ann Whitmer Cowdery, quien se la dio a Phineas Young, que era el hermano de Brigham Young, el cual fue a Missouri, donde Elizabeth estaba en ese momento. Phineas volvió a Utah con la piedra y se la dio a su hermano, Brigham, quien la mantuvo y la guardo para la Primera Presidencia y, con la excepción de una breve tiempo cuando fue comprado por alguien más, se ha mantenido como propiedad de la Primera Presidencia desde ese momento y sigue siendo una parte de las posesiones de la Primera Presidencia.

Hay también varias historias, además de la historia que acabamos de hablar, en relación a los intérpretes. Tal vez la mejor y la más larga descripción que tenemos de los intérpretes es la que obtenemos del hermano menor de José, William. William, como ustedes recordarán, fue miembro del primer Quórum de los Doce. Más tarde rechazó la Iglesia y la dejó. No se congregó con los Santos en Utah, pero él siempre se mantuvo fiel a su testimonio del Libro de Mormón. Fue el que vivió mas de entre los del Quórum de los Doce originales.

Murió en 1893, y en 1891, dos años antes de su muerte, dos caballeros, el Sr. Peterson y el Sr. Pender, lo entrevistaron acerca de sus recuerdos del proceso de traducción del Libro de Mormón. En el curso de la entrevista, que supieron, entre otras cosas, sobre el Urim y Tumin y el pectoral de bronce. Dijeron que le preguntaron qué se entendía por la expresión “dos aros de un arco, hechas de manera antigua”? Dijo que era un doble arco de plata trenzado en forma de 8, por lo cual la idea de “dos aros en un arco” parece un poco como a un par de gafas, pero un par de gafas como los que se ven como en la figura de un 8. Y los dos piedras se colocaron, literalmente, entre los dos aros, esto es, dentro de los bordes, a fin de proporcionar los medios para que el individuo, que era el vidente, puede mirar y ver.

Continuó diciendo, se adjuntaba una varilla que estaba conectada con el borde exterior del hombro derecho del pectoral. Al echar la cabeza un poco hacia adelante de la varilla, el Urim y Tumin quedaba ante los ojos, como un par de gafas. Un bolsillo se hizo en el pectoral, en el lado izquierdo, inmediatamente por encima del corazón. Cuando se utilizaba, el Urim y Tumin se colocaba en este bolsillo, la vara sólo se colocaba en el lado derecho, de longitud adecuada a fin de que pueda ser depositado. Este instrumento podía, sin embargo, estar separado del pectoral, y Joseph las llevaba a menudo separadas cuando traducía fuera de casa, pero siempre lo utilizo junto con el pectoral al recibir comunicaciones oficiales y por lo general durante la traducción, ya que le permitía tener ambas manos libres para manipular las planchas.

Entonces podemos ver la imagen que está siendo creada por el relato de William? El pectoral se refiere a la parte superior del cuerpo. En el pectoral hay un agujero en el que se podía poner los dos anillos unidos por un arco, a los intérpretes, así podría utilizarse para mantener las manos libres en el momento de la traducción o la recepción de una revelación. El además conto un par de cosas muy interesantes con respecto a estos instrumentos. Aparentemente, dijo, estos se hicieron originalmente para hombres de mucha mayor altura que José o William y era demasiado amplia, ya sea para los ojos de William o de José. Y, como consecuencia, provocó algunos problemas de tensión a la vista, debido a que los intérpretes fueron configurados para ser utilizados a algo más de distancia que la que por el tamaño de William o José se podrían usar en forma normal por lo cual su uso causó un cierto grado de fatiga visual, por lo cual William dijo que también podrían utilizar la piedra del vidente.

Ahora, podemos preguntarnos: “Bueno, ¿qué sabemos de la piedra del vidente, cuando se utilizó en lugar de los intérpretes?” Las historias varían un poco aquí, pero parece razonablemente claro que la piedra del vidente fue utilizada en todas las etapas del proceso de traducción. Hay por lo menos algunas posibilidades además de que los intérpretes nefitas también se utilizaron durante todas las etapas del proceso de traducción y también hay algunas preguntas acerca de eso.

Quisiera añadir aquí una historia muy interesante que fue dicha en relación con la piedra del vidente por Martin Harris, quien por supuesto, estuvo involucrado en el proceso de traducción desde el principio. El sabia que José utilizaba tanto la piedra del vidente así como los intérpretes. El dijo, sin embargo, que en una ocasión en la que José utilizaba la piedra del vidente con el propósito de realizar la traducción, se sintió cansado de este trabajo, uno se puede imaginar ello, después de dos o tres horas de una sesión de trabajo y así que ellos decidieron tomar un descanso. Harris conto que se fueron a la orilla de un río y se dedicaron a lanzar piedras a través del agua. Martin, sin que José lo supiera, recogió una piedra que era aproximadamente del mismo tamaño, forma y color de la piedra del vidente que José estaba usando y la puso en su bolsillo. Luego intercambio la piedra del vidente del Profeta por la piedra que él había encontrado, de manera que cuando José comenzó la traducción de nuevo, en lugar de tener la piedra del vidente tuvo la piedra que había sido recogida por Martin.

Martin, al hacer la descripción de esta experiencia, dijo que José miró intensamente en el sombrero que utilizaba para cubrir la piedra y que estuvo absolutamente silencioso durante varios minutos, algo que no suele suceder en el proceso de traducción, porque José simplemente seguía donde había quedado anteriormente, con lo cual la traducción era más o menos continua en su proceso. Luego de estar en silencio le dijo a Martin, “Martín, ¿qué ha pasado? Esto es tan oscuro como Egipto”. Y cuando él miró el rostro de Martin, Martin dice que el bajo la vista y Joseph le preguntó, “¿Qué pasa?” Martín le explicó y a continuación, José le preguntó, “¿Por qué cambiaste la piedra por la otra?” Y Martin le dijo: “Para probar que todos aquellos que decían que José taba simplemente inventando las palabras estaban equivocados”. Dijo que lo hizo para cerrar la boca de los tontos que hacían tales declaraciones.

Emma, la cual por supuesto también estuvo presente durante todo el proceso de traducción, afirma que en las primeras etapas de la traducción José utilizo principalmente los intérpretes nefitas. Más tarde el utilizo los intérpretes en menor medida, utilizando principalmente la piedra del vidente. Una declaración similar fue hecha por William McLellin.
Por otra parte, y creo que esto es muy importante, tenemos la declaración de Oliver Cowdery -a quien todos recordamos no participó en el proceso de traducción del Libro de Mormón hasta después de la pérdida de las 116 páginas- después de que José tuvo las planchas y le fueron quitadas y nuevamente restituidas. Oliver fue llamado a declarar en nombre de José en un juicio que tuvo lugar en 1830, fue llamado “bajo la acusación de un delito menor”, que básicamente significaba que a alguien que no le gustaba José había decidido presentar cargos contra él. A continuación, bajo juramento, testifico acerca de la traducción, Oliver dijo que José “utiliza dos piedras trasparentes que se asemejan a vidrio, unidos en aros de plata”. Y continúa diciendo, “Al mirar a través de estas piedras, José fue capaz de leer, en Inglés, la traducción de los caracteres egipcios que estaban grabados en las planchas”. Ya que la única experiencia que tenia Oliver del proceso, que acabo de mencionar, fue con José después de la pérdida y la recuperación de las planchas, su testimonio en este juicio sugiere que seguramente José seguía utilizando los intérpretes, incluso en esta última parte del proceso de traducción.

Del mismo modo, nos encontramos en varios número de la revista “Latter-day Saint Messenger” y “Advocate” con Oliver escribió lo siguiente: “Día tras día continuamente escribo en forma ininterrumpida desde su boca mientras el traduce con el Urim y Tumin o, como los nefitas le habrían llamado, los intérpretes, la historia, un relato llamado el Libro de Mormón”. Una vez más observaremos que el término Urim y Tumin no es un término que se encuentre en el Libro de Mormón, es algo que viene de más tarde. Probablemente en 1831 o así, tenemos la primera mención de esto, al parecer, no de José, sino de parte de WW Phelps o de Oliver Cowdery. Ellos usaron el término Urim y Tumin porque hallaron que era la mejor forma de tratar a describir a la gente el proceso, usando la terminología bíblica, de lo que utilizaba José para traducir.

Obtenemos el mismo tipo de declaración hecho por Oliver a Rueben Miller en 1848, la cual fue hecha muy cerca del final de su vida: “Yo escribí con mi propia pluma todo el Libro de Mormón, a excepción de unas pocas páginas, tal como salía de los labios del profeta, así como él lo traducía por el don y el poder de Dios, por medio del Urim y Tumin, o como eran llamados en ese libro, los santos intérpretes”. Al parecer, creo que entonces que lo más probable es que durante todo el período de la traducción, incluso desde el inicio de esta hasta el momento en que las 116 páginas de se perdieran, José utilizo tanto los intérpretes, las dos piedras en aros unidas a un arco, así como la piedra del vidente, la que había encontrado algunos años antes. Y que después del episodio de las 116 páginas, ambos se utilizaron también. Pero, en cierto sentido, la cosa más importante es que durante todo el proceso de traducción, José utilizo algunos medios sobrenaturales que le permitieron ser capaz de traducir el Libro de Mormón correctamente.

Ahora, hay otra pregunta que nos podríamos hacer, creo que una muy legítima. ¿Por qué tenía José que utilizar algún tipo de medio, ya sea los intérpretes, la piedra del vidente, o algo más para realizar la traducción? Una pregunta que también algunos de los primeros santos se hicieron . Orson Pratt, por ejemplo, informó que cuando preguntó al respecto, el profeta le dijo que el Señor le había dado el Urim y Tumin cuando tenía poca experiencia en el espíritu de inspiración. Pero ahora, él, -es decir, José-, había avanzado tan lejos que entendía la operación del Espíritu y ya no necesitaba la asistencia de ese instrumento. De hecho, ustedes deben recordar que mencione que luego de completada la traducción del Libro de Mormón, José le dio a Oliver la piedra del vidente, diciendo: “Ya no la necesitare usar mas”.

Ahora tenemos otro comentario muy interesante, hecho más tarde por Zebedeo Coltrin el cual también lo había conocido en aquellos primeros años. En 1880 Zebedeo Coltrin dijo lo siguiente: “José dijo, en relación con el Urim y Tumin o los intérpretes y la piedra del vidente, que ya no había necesidad de ellos y que él los había devuelto al ángel Moroni”. Eso es interesante porque aquí se trata, por supuesto, de los intérpretes y no de la piedra del vidente. Los intérpretes se retornan a Moroni, la piedra se le dio a Oliver. Pero José tenía el sacerdocio de Melquisedec y por medio del sacerdocio fue que se le permitió tener las llaves de todo conocimiento e inteligencia, como resultado de lo cual no era necesario para el uso de instrumentos como los intérpretes o la piedra del vidente.

Ahora, permítaseme señalar una cosa. En este sentido, hemos tomado nota de los términos “piedra del vidente”, “intérpretes” y “pectorales”. En la literatura, en general, parece que los términos intérpretes y Urim y Tumin se utilizan más o menos en forma intercambiable. Sin embargo, también parece ser que en algunos casos José, y otros, usaron la misma palabra Urim y Tumin para referirse también a la piedra del vidente. Por lo tanto, creo que tenemos que entender que Urim y Tumin, aunque suele asociarse a los intérpretes, también puede ser usado para referirse a la piedra del vidente. Lo más importante es que de nuevo se utiliza para referirse a cualquier cosa o medio sobrenatural que el Señor había puesto a disposición de José durante ese período, a fin de que pudiera traducir el Libro de Mormón.

La siguiente pregunta que podría venir entonces es, ¿como fue este método de traducir el Libro de Mormón?. Los medios de traducción que tenemos en la discusión son: La piedra del vidente, los intérpretes y el pectoral. ¿Y qué acerca del método? Explico José como el hizo para traducir el Libro de Mormón?.

La siguiente pregunta que podría venir entonces es, ¿como fue este método de traducir el Libro de Mormón?. Los medios de traducción que tenemos en la discusión son: La piedra del vidente, los intérpretes y el pectoral. ¿Y qué acerca del método? Explico José como el hizo para traducir el Libro de Mormón?.

Lamentablemente, en este caso tampoco nos proporciona más información acerca de cómo el Libro de Mormón fue traducido así como no lo hizo con la pregunta acerca de los medios que el uso. Él solo dijo que ocurrió por el poder y don de Dios. Esto es particularmente desafortunado debido a que sólo José, en este caso particular, estaba en condiciones de describir cómo realmente funcionaban los instrumentos, donde otros fueron solo capaces de describir algo para nosotros, con cierto detalle y precisión acerca de como José o los instrumentos parecían funcionar. Sin embargo, al menos dos compañeros de trabajo de José, gente que fue testigos del proceso de traducción, han hecho declaraciones sobre cómo José habría realmente traducido el Libro de Mormón.

Uno de ellos fue David Whitmer. Al final de su vida, en respuesta a algunas declaraciones que se estaban haciendo en relación a él y los primeros días de la Iglesia, David Whitmer escribió un discurso a “todos los creyentes en Cristo”. Escribió acerca de una serie de diferentes temas que inciden en la historia temprana de la Iglesia, pero también habla un poco acerca del proceso de traducción. Y esto es lo que dice sobre esto:

“Ahora voy a dar una descripción de la manera en que el Libro de Mormón fue traducido.
José ponía la piedra del vidente en un sombrero, cerca de su cara para suprimir la luz. Ahora bien, esto es en cierta manera parecido a lo que alguien podría hacer si estuviera mirando a través de un microscopio, o inclusive por medio de prismáticos. Uno tiene que eliminar la luz para poder ver.”

Entonces, el dice:

“En la oscuridad la luz espiritual podría brillar. Un trozo de algo parecido a pergamino apareciera y en este aparecería lo escrito. Un carácter a la vez aparecería y bajo esta estaba la interpretación en inglés. El hermano José leía el Inglés a Oliver Cowdery, quien era su escriba principal y cuando era escrito y repetido al Hermano José, para ver si era correcto, entonces desaparecería, y otro trozo con interpretación aparecería. De este modo, el Libro de Mormón fue traducido por el don y el poder de Dios y no por ningún poder del hombre“.

Se trata de una interesante declaración. Me gustaría volver a ella porque hay mucho en ella que es interesante.

Ahora recordemos que Martin Harris pasó muchos años de su vida fuera de la Iglesia, sin nunca variar en mucho su testimonio acerca de la Iglesia y en ninguna cosa su testimonio acerca del Libro de Mormón. Hacia el final de su vida tuvo una conversación con Edward Stevenson, quien fue miembro del Primer Quórum de los Setenta, el que le ayudó a volver al evangelio y lo llevó a Utah, donde pasó el resto de sus días. Edward Stevenson tuvo numerosas entrevistas con Martin Harris acerca de esos grandes acontecimientos que tuvieron lugar en los primeros días de la restauración y escribió acerca de esto. Edward le hizo muchas preguntas acerca de la aparición del Libro de Mormón y obtuvo una declaración de Martin en relación con la forma en que el Libro de Mormón fue traducido por José, la cual me parece extremadamente interesante y que vale la pena considerar por un momento.

Esto es lo que Edward Stevenson dice en relación con la descripción hecha por Martin Harris:

“Con la ayuda de la piedra del vidente, las frases aparecieron y fueron leídas por el profeta y escritas por Martin. Y cuando terminaban decían ‘escrito’ y si estaba correctamente escrita la frase entonces desaparecía y otra aparecía en su lugar. Pero, si no estaba escrita correctamente permaneció hasta que era corregido el error, de manera que la traducción se hizo del mismo modo en que se grabaron sobre las planchas, precisamente en el lenguaje que ellos usaron”.

Bueno, esta es una declaración muy interesante. En primera instancia vamos a examinar esta última parte de la declaración. Aquí señala que José podía leer lo que estaba escrito en la piedra del vidente, o los interpretes nefitas. Si era correctamente escrito por el escriba, entonces ellos podrían continuar. Pero si no estaba correctamente escrito él podía corregirlo. Nosotros podemos ver en el manuscrito original del Libro de Mormón, del cual aproximadamente una cuarta parte se encuentra aun en existencia (y que ha sido en los últimos años muy estudiado por Royal Skousen), que hay casos en los que una palabra, especialmente un nombre, está escrito de una manera y luego es tachado y es escrito de una manera ligeramente diferente.

Me puedo imaginar en aquellos momentos en que José estaba leyendo una palabra tratando de pronunciarla correctamente. La persona que está actuando como escriba lo escribía como él pensaba que debía ser correctamente escrita. Pero, en algunos casos, lo escribió en una manera que no era muy correcta, por lo cual José, que podía ver lo que estaba escrito, corregía la ortografía y, a continuación, después de corregirlo seguía traduciendo. En algunos casos esto es especialmente interesante, ya que estas correcciones tienen sentido solo a la luz de estos nombres como procedentes del antiguo Cercano Oriente y no podrían haber sido detectado como errores de sentido como nombres para personas que únicamente tenían una experiencia como conocedores solo del idioma ingles.

En un caso particular, me gustaría notar de un nombre que fue escrito originalmente con un “ck” al final de la misma. José, sin embargo, hizo que el nombre se corrigiese en las ultimas letras desde el “ck” a “ch”. Podemos ver en el manuscrito original como el “ck” esta tachado y se escribió el “ch” encima. Ahora bien, posiblemente para nosotros la forma en que se puede pronunciar un nombre con una “ck” o “ch” al final es prácticamente indiferente ya que es el mismo sonido, algo así como un “k”. Pero en el hebreo y en muchos otros idiomas que están relacionados con él, hay una gran diferencia entre el uno y el otro. Representan dos totalmente diferentes letras o sonidos.

Además el dice algo que creo que también es muy interesante. La traducción es del mismo modo en que se gravaron sobre las planchas, precisamente en la lengua que fue utilizada. El explica que se debe a que las frases que aparecen, y que fueron leídas por el profeta y a continuación, escrito por Martin Harris, en este caso particular, o por Oliver Cowdery en otros momento, desaparecería después de haber sido escrito correctamente. Creo que esto nos puede proporcionar información acerca de la forma en que la traducción se llevó a cabo, pero no nos dice necesariamente toda la historia. Además aquí puede haber algunas ideas erradas tanto de David Withmer como de Martin Harris acerca de como ellos suponían que las escrituras son reveladas que quizás no eran correctas. Quiero decir con “erróneas” la idea de que cualquiera cosa que José recibiese era directamente de la mente de Dios a la mano de José.

Ahora, quiero dejar muy claro que es mi firme convicción de que el Libro de Mormón es de origen divino. Por otro lado, me parece que José estaba profundamente involucrado en el proceso de traducción en una serie de aspectos importantes. Una de estas fue, en mi opinión, de que José tuvo que tomar decisiones en cuanto a algunas palabras particulares que se usarían en la traducción al Inglés. Yo creo que probablemente fue así, porque como ustedes probablemente recordarán, en la segunda edición de 1837 del Libro de Mormón, se realizaron numerosos cambios en el texto del Libro de Mormón en Inglés. Cambios realizadas por José o bajo su dirección. Ahora bien, si José hubiese pensado que todo en el Libro de Mormón vino directamente como Dios se lo había revelado a él entonces no hubiese tenido ninguna posibilidad de cambio, debido a que después de todo, esto es totalmente y absolutamente la palabra de Dios, entonces no estoy seguro de que él hubiese estado dispuesto a realizar cambios de cualquier tipo.

Además, creo que la participación de José en todo este proceso de traducción, se sugiere por lo que encontramos en la novena sección de la Doctrina y Convenios. Hay que recordar, Oliver había también un gran deseo de participar, no sólo como escriba, sino también como traductor, y así el pide el don de traducción el cual también se le entrega. Sin embargo a Oliver el Señor le dijo, “He aquí, no has entendido; has supuesto que yo te lo concedería cuando no pensaste sino en pedirme”.

Por lo tanto, Oliver debió haber pensado: “Todo lo que tengo que hacer es decir Yo quiero traducir” y las palabras me van a llegar. Ahora bien el Señor le dice que no, no es esa la forma en que funciona; El sigue diciendo: “debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme si está bien; y si así fuere, haré que tu pecho arda dentro de ti; por tanto, sentirás que está bien”. Una vez más, tengo la impresión de que Oliver se imagino que el proceso sería algo así como “Si yo pregunto, el don me será entregado, y teniendo el don, entonces no se requiere un esfuerzo particular de mi parte, me basta con utilizar a los intérpretes, o la piedra del vidente y voy a tener la posibilidad de traducir”. El aprendió que era algo mucho más complicado el proceso real de traducción.

Estos versículos, en mi opinión, sugieren que se requiere de un esfuerzo por parte del traductor; de un real y verdadero esfuerzo. Para buscar, para encontrar la expresión adecuada, algo que no hubiera sido el caso si se tratase simplemente de algo revelado directamente de Dios a la mente y de ahí a la pluma del traductor.

Hay algunas otras pruebas, en mi opinión, de la idea de que estoy proponiendo aquí, de que hubo un verdadero esfuerzo por parte de José, que él no estuvo simplemente escribiendo lo que recibía a su mente directamente sino que se veía en la necesidad de elaborar ideas que se le daban para traducirlas a un Inglés correcto y aceptable al expresar los conceptos del texto original.

Tenemos registro de un ministro contemporáneo a José, que fuera bastante conocido, tanto por sus actividades en la Iglesia reformada Alemana, así como por haber sido un dedicado enemigo de la restauración. Su nombre era Deitrich Villers. El escribió a dos de sus colegas en York, Pensilvania en relación con el crecimiento de la Iglesia e incluye dos o tres declaraciones que son de lo más interesantes. Suponemos aquí, por supuesto, que no están escritos desde el punto de vista de un creyente, sino simplemente como uno que está reportando lo que la gente en ese momento está diciendo.

Él dice, “El ángel indico que bajo estas planchas estaban escondidos los intérpretes, sin lo cual no se podía traducir las planchas, y que mediante el uso de estos instrumentos, Smith estaría en condiciones de leer estas lenguas antiguas, los cuales el nunca había estudiado y que el Espíritu Santo podría revelarle a él la traducción en el idioma Inglés”. Vamos a leer lo último de nuevo, porque creo que esto es muy interesante. Él dice que con el Urim y Tumin (los instrumentos) José “estaría en condiciones de leer estas lenguas antiguas, los cuales el nunca había estudiado y que el Espíritu Santo podría revelarle a él la traducción en el idioma Inglés”.

Según un académico que escribió comentando lo anterior: “Por lo tanto, la traducción al Inglés fue, según informes contemporáneos, un producto de las impresiones espirituales que recibió José, más que una traducción automática al idioma Ingles. Esto haría de José Smith, a pesar de sus limitaciones gramaticales, un traductor, de hecho, más que un mero transcriptor de la palabra escrita de Dios”.

Este es el escenario en que me gustaría sugerir que a José se le dio, a través de la inspiración (a través del Urim y Tumin, que es la piedra de vidente o los interpretes nefitas), los medios por los cuales el pudo comprender las palabras y las ideas, y la relación entre estas palabras e ideas, desde el idioma original en que se encontraban las planchas. Pero, José tuvo la responsabilidad de escoger de los significados que el entendió en su mente la traducción del idioma original a un correcto inglés.

Aquellos de nosotros que han tenido la experiencia del aprendizaje de una segunda lengua pueden saber que es posible llegar a un punto en que uno ya no tiene que traducir a partir de esa segunda lengua a su idioma nativo a fin de ser capaces de entenderlo. Es posible simplemente leer un documento y comprender sin la traducción palabra por palabra al idioma propio.

Pero también es un hecho que ese mismo proceso de traducción, cuando se requiere realmente expresar esas ideas que uno puede entender en el idioma original pero sin traducción al idioma nativo (ingles), es mucho más complicado cuando tiene que ser expresada en un inglés correcto. Uno podría ser capaz de leer un documento en francés y ser capaz de entenderlo muy bien, pero si a uno se le pide traducirlo en forma escrita al Inglés, entonces podría requerir un verdadero esfuerzo. Lo mismo es válido si se tratase de un documento en español, un documento en alemán, en hebreo y, desde luego, un documento en el idioma o lo que sea que uno escoja.

Puede ser bastante fácil de entender el significado de algo en el idioma original, las ideas pueden entenderse. Y si se pidiese que proporcionare algún tipo de precisión, es decir, un breve resumen de lo que dice, sería sencillo. Pero si uno tuviese que tratar de entregar una correcta y razonablemente buena traducción literal de los documentos, entonces existe una verdadera dificultad. Se necesita esfuerzo, a veces una gran cantidad de esfuerzo. [nota de admin: Es la pura verdad….]

Ese es el esfuerzo, creo, que está siendo contemplado por el Señor en la sección 9 de Doctrina y Convenios. Oliver tiene que entender que el tiene que estudiarlo en su propia mente, a fin de ser capaz de traducir con éxito. Las palabras se son utilizadas por José son sus propias palabras, aunque las ideas son proporcionadas por la inspiración del Señor, porque, por supuesto, no tenía realmente la oportunidad de aprender el idioma lo suficientemente bien para que él hubiera sido capaz de traducir por si mismo las planchas.

Bueno, yo creo que si entendemos el proceso de traducción de esta manera, una en la que José tuvo que utilizar su propio esfuerzo para pasar la traducción a un ingles correcto con el sentido de las ideas originales y en una manera aceptable y correcta, entonces, creo que podemos entender el siguiente paso del proceso, de acuerdo a como es mencionado tanto por Martin Harris, así como por David Whitmer, es decir, que cuando una traducción aceptable había sido pensada por José Smith en su mente, entonces esta aparecería en el Urim y Tumin y podría ser leída y escrita.

Ahora podríamos hacernos la siguiente pregunta: ¿bueno, entonces no sería posible para alguien hacer una traducción diferente? Y la respuesta es absolutamente sí. De hecho, George Albert Smith, quien fue miembro de la primera presidencia y un miembro de los primeros quórums de los Doce (ordenado en 1839), así que conoció personalmente a José, dice que habría sido posible traducir el Libro de Mormón a varios otros idiomas, posiblemente con numerosos cambios en el lenguaje, y todavía tener el sentido del original expresado correctamente. En la clase de idiomas que yo enseño, se que si tuviera que pedir a un grupo de media docena de estudiantes que tomasen un mismo texto y lo tradujeran al inglés, podría tener seis traducción diferentes, pero cada una de las cuales podría ser aceptablemente precisa en el sentido de la original.

Entonces el decir que hay una sola manera de traducir un texto, es algo que probablemente por la naturaleza de los lenguajes sea algo incorrecto. Numerosas formas son a menudo puestas a disposición, cada una de las cuales y con aceptable precisión, expresaran las ideas del original. Si otra persona hubiese traducido el Libro de Mormón, tengo la impresión de que algunas de las palabras podrían haber sido diferentes, o que a veces la sintaxis hubiera sido un poco diferente, pero el sentido del texto no podría ser cambiado en la medida en que esa persona traduce a través de la inspiración del Señor.

Ahora me gustaría leer algunos comentarios que fueron hechos por Emma relativos el proceso de traducción que van más allá del tema, método, medios o instrumento usado sino que nos proporcionan algunos datos muy interesantes en un contexto más amplio de la traducción de José. Ya hemos mencionado una en la que está respondiendo a la pregunta acerca de cómo José tradujo.

Ahora me gustaría señalar otra cosa que nos dice de su propia experiencia, cuando actuó como escriba. Ella dice, a una persona que está haciendo una pregunta acerca de la traducción: “Cuando mi marido hacia la traducción del Libro de Mormón, yo escribí una parte de esta”, (y debemos tener en cuenta que hubo mucha gente que trabajo en la traducción como escribas, aunque el que escribió la mayor parte de lo que tenemos ahora como el Libro de Mormón fue Oliver Cowdery).

Ella dice, “Yo escribí una parte así como él dictaba cada frase, palabra por palabra, y cuando llegó a los nombres propios no podía pronunciar frases largas, en las deletreaba poco a poco. Y mientras yo estaba escribiendo, si cometía un error de ortografía, el me detenía y corregía la ortografía”(precisamente lo que hemos visto mencionado por Martin Harris en relación con el proceso de traducción),” aunque era imposible para él ver lo que estaba escribiendo en ese momento”.

“Había algunas palabras que él no sabía cómo pronunciarlas, incluso palabras como Sarah o Sariah, y tuvo que deletrear cada una de ellas” y ella se las pronunciaba. “Cuando se detenía por algún motivo, el podía, cuando comenzaba de nuevo, comenzar donde había dejado el texto sin vacilar o tener alguna duda, y una vez mientras estaba traduciendo se detuvo de repente, pálido como una hoja, y dijo: Emma, Jerusalén tenia murallas?. Cuando le respondí que sí, él respondió, Oh, me temo que me enseñaron mal”.

Ella escribe “Él tenía un conocimiento limitado de historia, que ni siquiera sabía que Jerusalén estuvo rodeada de murallas”.

Bueno, David Whitmer dice algo muy similar sobre este mismo evento. “Cuando, en la traducción, por primera vez se habla da Jerusalén como una ciudad amurallada, se detuvo hasta que tuvo una Biblia y pudo ver que este hecho estaba registrado, Smith no creía de que se tratase de una ciudad amurallada”.

Bueno, Emma dice otras cosas a mi juicio maravillosas, en el curso de una larga entrevista que tuvo con su hijo, José Smith III, con su segundo marido, Bidemon, y varios otros. Esta entrevista, que apareció en el “Saints Herald” en 1879, sólo poco antes de su muerte, se compone de preguntas y respuestas. Me gustaría leerlo para ustedes, porque, una vez más, nos proporciona un importante y hermoso conocimiento del Libro de Mormón y un gran testimonio sobre la persona que conoció a José mejor que nadie y que estuvo más cerca que nadie de él en el tiempo en el cual el Libro de Mormón fue traducido.

La primera pregunta es:”Es el mormonismo verdadero?”
Y ella respondió: “Yo sé que el Mormonismo es verdadero y creo que la Iglesia ha sido establecida por dirección divina. Yo tengo una completa fe en esto. Cuando escribía para tu padre, a menudo escribía día tras día, a menudo sentado en la mesa cerca de él, mientras el dictaba, hora tras hora, sin nada entre nosotros.”

Siguiente pregunta fue: “El no tenía un libro o manuscrito desde el cual el leía o te dictaba?”
Su respuesta: “Él no tenía un libro o manuscrito para leer de el.”

Pregunta: “¿Podría haberlo tenido y que usted no se hubiese dado cuenta?”
Respuesta: “Si él hubiese tenido algo de ese tipo no hubiese podido habérmelo ocultado.”

Pregunta: “¿Está segura de él que tenía las planchas en el tiempo en que tu estuviste escribiendo para él?”
Respuesta: “Las planchas solían estar sobre la mesa sin ningún esfuerzo de ser ocultadas, envuelta en un pequeño mantel de lino que le había dado para poner dentro las planchas. Una vez sentí las planchas, cuando estaban en la mesa y toque sus bordes y formas. Parecían ser flexibles como el papel grueso y emitían un ruido metálico cuando los bordes eran movidos con el pulgar, así como a veces ocurre cuando se pasa un pulgar por los bordes de un libro.

Pregunta: “¿Donde escribieron padre y Oliver?”
Respuesta: “Oliver Cowdery y tu padre escribieron en la habitación donde yo hacía mis trabajos.”

Pregunta: “No podría haber dictado padre el Libro de Mormón a ti, Oliver Cowdery y los otros que escribieron para él después de haber escrito o haber leído algunos de los libros que existían?”
La respuesta aquí es bastante fuerte, pero creo que es un punto muy importante. Ella dice: “José Smith no podía ni escribir ni dictar una carta en forma coherente, y menos aún dictar un libro como el Libro de Mormón. Y además yo fui una participante activa en lo ocurrido y estuve presente durante la traducción de las planchas, y tenía conocimiento de las cosas tal y como sucedieron, es una cosa maravillosa para mí, una maravilla y una maravilla tanto como para cualquier otra persona “.

Pregunta: “Debo suponer que usted podría haber descubierto las planchas y examinarlas.”
Su respuesta (esto creo que reflexiona sobre su propia fe en una manera interesante): “Yo no intenté manipular las planchas como otros han dicho, ni descubrirlas para mirarlas. Yo estaba convencida de que era un trabajo de Dios y, por tanto, no sentí la necesidad de hacerlo.”

En ese momento su marido, Major Bidemon, le preguntó, “¿Te prohibió el Sr. Smith examinar las planchas?”
Y su respuesta fue: “No lo creo. Yo sabía que él las tenia y no fui especialmente curiosa acerca de estas. [Y me encanta esta parte de su respuesta.] Yo las movía de lugar a lugar en la mesa conforme me era necesario para hacer las cosas de mi hogar.

Bueno, otra parte de la misma entrevista creo que también refleja un poco de su testimonio, y nos proporciona alguna información sobre estos acontecimientos.

Ahora le pregunta su hijo José III: “Madre, ¿cuál es su creencia sobre la autenticidad o el origen del Libro de Mormón?”
Y su respuesta fue: “Mi creencia es que el Libro de Mormón es de autenticidad divina. No tengo la menor duda de ello. Estoy convencida de que ningún hombre podría haber dictado la escritura de los manuscritos a no ser que fuese inspirado. En efecto, cuando actué como su escriba, su padre dictó para mí, hora tras hora, y cuando regresamos después de las comidas, o después de una interrupción, comenzaba en el lugar donde lo había dejado, sin ver el manuscrito, sin pedir que le leyera una pedazo del mismo, esto era lo habitual. Habría sido poco probable que un hombre pueda hacer esto, y para uno indocto como fue el era simplemente imposible.

Bueno, hay otros grandes testimonios de la labor de José de la traducción, también. Otro que me gustaría leer aquí es David Whitmer quien nos indica el espíritu con el que José tuvo que hacerlo. No debemos imaginar que José podría hacerlo automáticamente. Ya hemos visto de la historia de Martin Harris que se trataba de una piedra muy especial que fue designada como la piedra del vidente, por lo que tenía que tener un espíritu apropiado para poder usar la piedra o los intérpretes.

David cuenta esta historia: “Una mañana, cuando José estaba disponiéndose a seguir en la traducción, algo salió mal en la casa, y José estaba preocupado con ello. Algo que Emma, su esposa, había hecho. Oliver fue arriba y José subió poco después para continuar la traducción, pero no pudo hacer nada. No podía traducir una sola sílaba. Se fue abajo, hacia la huerta, y suplicó al Señor. Él se fue por alrededor de una hora, volvió a la casa, pidió perdón a Emma, y luego fueron arriba, donde estábamos, y la traducción comenzó bien de nuevo. Él no pudo hacer nada a menos que fuese humilde y fiel”.

También muchas otras cosas se puede decir de la traducción. Sólo un par, sin embargo, con las que me gustaría terminar. En primer lugar, no sea que nos imaginamos que este proceso de traducción es una simple cosa, algo que cualquiera sería capaz de hacer, me gustaría proponer la prueba que el hermano Hugh Nibley ha sugerido para cualquiera que desee llevar a cabo esto. Hasta la fecha, por cierto, no sé de nadie que la haya tomado, aunque el Libro de Mormón ha tenido muchos que han cuestionado su autenticidad divina.

Esto es lo que él sugiere en algunas de sus clases de Libro de Mormón:

Dado que José Smith fue más joven que la mayoría de ustedes [por supuesto, se estaba refiriendo a un grupo de estudiantes de BYU], y no tan experimentado o bien educados como alguno de ustedes en el momento en que él registró los derechos de autor el Libro de Mormón, no debería ser demasiado el pedirles que escriban para el final del semestre (lo que en realidad les da más tiempo del que José tuvo, ya que casi todo el Libro de Mormón se hizo dentro de un espacio de unos 84 días más o menos), un documento de algo así como 500 a 600 páginas.

Llámelo un libro sagrado si quieren, y denle la forma de una historia. Hablen de una comunidad de viajeros judíos en tiempos antiguos. Tiene que tener todo tipo de personajes en su historia, y su participación es en todo tipo de vicisitudes públicas y privadas. Darles nombres, cientos de ellos, pretendiendo que son verdaderos nombres en hebreo y egipcio de alrededor del 600 AC Deben ser generosos con los detalles técnicos y culturales, usos y costumbres, las artes y las industrias, las instituciones políticas y religiosas, ritos y tradiciones. Incluyan una larga y complicada historia militar y económica. Hagan que su narrativa pueda cubrir miles de años sin grandes lagunas. A la vez debe mantener una serie de historias locales. Siéntanse libres de introducir controversias religiosas y filosóficas en el debate, siempre en una forma realista.

Observen las convenciones literarias apropiadas y expliquen la obtención y la transmisión de sus variados materiales históricos. Por encima de todo, nunca se contradigan a ustedes mismos. Porque, ahora llegamos a la parte realmente difícil de esta tarea. Usted y yo sabemos que es usted el que está creando todo esto, es una pequeña broma entre nosotros. Pero al mismo tiempo, deben publicar su documento no como una ficción o novela, sino como una historia verdadera.

Después de haberlo entregado no puede hacer cambios en él. En esta clase siempre uso la primera edición del Libro de Mormón. Además de todo deben invitar a cualquiera y a todos los estudiosos a leer y criticar libremente su trabajo, explicando a ellos que se trata de un libro sagrado a la par con la Biblia. Si parece demasiado escéptico, podría decirles que tradujo el libro de registros originales con la ayuda del Urim y Tumin. Además, para disipar sus dudas, podría decirles que el manuscrito original estaba en planchas de oro y que el que les paso las planchas era un ángel!!!.

Así que ahora, id a trabajar y buena suerte.

Consideren que esta fue la tarea de José, y que preciso fue para cumplirlo.

Sidney Rigdon, reflexionando sobre sus experiencias en los primeros días de la Iglesia, recordó en abril de 1844 algo que creo que es de más interesante y revelador. Él dice, “Yo recuerdo en el año 1830, cuando estaba en con toda la Iglesia de Cristo en una pequeña, antigua casa de madera de cerca de veinte metros cuadrados, en Waterloo, Nueva York, y empezamos a hablar sobre el reino de Dios como si hubiéramos tenido el mundo a nuestro alcance. Hablamos con mucha confianza. Hablamos grandes cosas. A pesar de que no éramos muchas personas teníamos grandes sentimientos. Sabíamos hace catorce años que la Iglesia se convertiría en una tan grande como lo es hoy. Éramos tan grandes entonces como vamos a llegar a ser. Sin ver este pueblo (Nauvoo), nosotros vimos en la visión de la Iglesia de Dios algo como un millar de veces más grande, aunque no éramos más que unos granjeros. Todos los elderes, todos los miembros, se reunían en una conferencia en una pieza de no más de veinte metros cuadrados. ”

Yo prefiero pensar que Sidney y otros primeros miembros de la Iglesia también tuvieron una visión, no sólo de los años de la Iglesia en la década de 1840, sino que de nuestros días, y habían previsto el tipo de crecimiento que hemos tenido. Pero no es sólo el crecimiento que viene a través de los números lo que estamos buscando, sino que es la fuerza de cada uno de los miembros que viene a través de sus testimonios. Estoy seguro de que esta es una de las razones por las que los presidentes de la Iglesia, más recientemente el Presidente Benson, han subrayado la importancia de leer y estudiar el Libro de Mormón debido a que no hay mejor manera en que podemos ser fuertes en la Iglesia y obtener los testimonios que nos permitan actuar en el cumplimiento de nuestra parte del plan de salvación que a través del Libro de Mormón.

Considero el Libro de Mormón como uno de los grandes regalos que han sido dados por Dios para esta dispensación. Así como la restauración es una gran parte de “una obra grande y maravillosa” que fue profetizado por Nefi, una parte muy importante de esta “obra grande y maravilloso” es el Libro de Mormón. Confío en que vamos a tomar en serio nuestra obligación de leer y estudiar, que vamos a empezar a apreciar cuán grande es esta maravilla, tanto en la forma en que salió, como en lo que el libro tiene para decirnos. Ruego que lo leamos, lo estudiemos, lo tomemos en serio en nuestras vidas, y que podamos crecer a través de él, en el nombre de Jesucristo, Amén.