(dolorosas) Lecciones de la obra misional en latinoamerica – parte 2

Esta es la segunda parte de la traducción de la entrevista a Elder Thomas E. Lyon efectuada para el programa “mormonstories” en (creo) Provo, Utah.

En esta parte, Elder Lyon se enfocara a conversar sobre conversión y testimonio. En cierta forma, luego de una primera parte que puede haber sido muy dura (y con una tercera quizás aun mas fuerte) esta parte tiene un poder casi balsamico para quienes lo leen. Elder Lyon, un erudito, académico de byu, con estudios que incluyen un PhD en universidades prestigiosas y un nivel de servicio sobresaliente en la Iglesia, expresa su testimonio y su conversión con una sencillez abismante.

Se darán cuenta que para este hombre no es necesario expresar visitas angelicales, el clásico “yo se que todas las escrituras son verdaderas” o el inefable “solo me guió por la voz del Señor” que algunas veces escuchamos grandilocuentemente desde nuestros púlpitos. Al contrario, esta parte es una lección de humildad y de una poderosa fe fundada en principios fundamentales y a la vez básicos y sencillos y que el expresa de una forma tan humana y sincera que no puedo dejar de sentirlos cercanos a mi.

Tristes Lecciones de la Obra Misional en Chile – Parte 2 – Fe y Conversión. En leer mas.

John me ha pedido si puedo compartir brevemente de como armonizar los pensamientos (intelectuales) y la fe.

Yo nunca vi el evangelio como decidiendo si era verdadero o no y cómo debía armonizar esas dos cosas, acepté el evangelio porque era una experiencia satisfactoria y también porque cuando era joven ví que lo que mis padres me enseñaron era cierto. A los 16 años tuve el hermoso privilegio de ir al desierto en la parte sur de Utah fui con unos buenos amigos de la Familia Tanner.

Nos compraron un jeep, tomamos un prospecto de clases en la universidad de Utah y como había Uranio en Utah, Salt Lake City era la capital del uranio en los años 50’s, era casi como una fiebre de oro porque tenías la posibilidad de enriquecerte rapido con eso. Bueno tomamos un curso el día después de que la escuela había terminado y fuimos en ese viejo jeep al desierto, fuimos hasta Saint George y recogimos a algunos amigos y nos fuimos a un lugar de muy difícil acceso, creo que en verdad estábamos aislados, no había caminos sólo un paraje solitario.

Era nuestro segundo día sin mucho que hacer y al revisar el fondo de mi mochila, había un libro ahí, mamá lo había puesto, era El Libro de Mormón. Había tratado de leer el Libro de Mormon un par de veces antes durante mi juventud llegando hasta 2 Nefi capítulo 9, no pudiendo llegar más allá, llegaba hasta Isaías y luego me rendía. Pero en el desierto no tenía nada más que leer en ese primer mes.

Tenía un compañero que dormía un montón, especialmente en las mañana cuando hacía frío asi que apenas llegaba la luz leí el Libro de Mormon. Lo hice muy rápido en solo dos semanas y media. Cuando termine me puse al lado de mi cama y me puse a orar y … nada pasó, lo había leído completo y dije ¡vamos qué sucede!. Había tenido la experiencia de leer el Libro de Mormon y como dice ahí “leer estas cosas y preguntar acerca de ellas” lo hice, pero nada vino.

Pero como no tenía mucho que hacer en la mañana, mi compañero estaba durmiendo, así es que empecé a leer el Libro de Mormon otra vez y no llegué a leerlo todo la segunda vez pero encontré algo en Alma 40, hablaba acerca de la resurrección y sin orar al respecto, repentinamente sabía algo, sentí una tibieza. No quiero hacerlos sentir incómodos, aunque algunos de ustedes lo han sentido, repentinamente un increíble sentimiento vino a mi:“esto es cierto, esto es correcto, lo sé” y lo que no reconocí entonces pero ahora sí se es que era la manifestación del Espíritu Santo y me dije “mis padres me han dicho la verdad esto es cierto”, David O. Mckay en verdad era un profeta de Dios tal como lo había oído declararlo una vez que estuvo en mi barrio contándonos de sus experiencias oyendo a Dios y todo esto fluyó a través de mi mente muy muy rápidamente y dije “si el Libro de Mormon es verdad, es un registro antiguo, no escrito por José Smith y todo eso”.

Cuando he dudado, y lo he hecho en etapas de mi vida, he dudado de la existencia de Dios, ya no, pero dudé, vuelvo a esa experiencia y recuerdo que fue algo que vino a mí desde algo más allá de mí, que no fui yo el creador de eso que vino a mi y he tenido otras experiencias muy buenas y similares que sé que son verdaderas.

Yo no puedo decir, algunos sí, que el espíritu me dice todo lo que debo hacer. He tenido tiempos difíciles siendo guiado por el espíritu, parece que eso no pasa muy a menudo. Cuando enseño esto a los misioneros en el MTC o en clase o donde sea, digo “si me preparo y el espíritu me guía en esa preparación” pero no les digo que hacer para llegar a esa enseñanza, les digo a los misioneros que eso les pasará a ellos pero he tenido esa experiencia muy infrecuentemente.

Mi ayuda espiritual viene cuando estoy preparando la lección y no se si lo haran sentido para ustedes, pero es algo que incluso me molesta cuando algunas personas en la iglesia dicen que “todo lo que hago es guiado por el Espíritu”, para mi no funciona de esa manera. Pero si lo es para alguien, me alegro y tendré que aceptar esa experiencia.

Cuando tengo dudas, vuelvo a esa experiencia en el desierto y a muchas otras para que tenga sentido. Con un plumón dibujo una linea en la pizarra y digo “esta es la linea de mi vida y sólo hay un poquitito aquí a un lado del medio, probablemente al lado izquierdo, donde hay dudas o preocupaciónes”, pero el resto es certeza, fe y entendimiento. Conocimiento de que esto es verdad. No puedo explicar racionalmente porqué yo sé que el Libro de Mormon es un libro de profetas antiguos y no escrito por José Smith pero eso es solo una breve parte del conocimiento pero en ambos extremos esta la certeza para mi. Asi es la forma en que mi fe funciona pero veo que hay un espacio para la duda y no veo que haya respuestas finales para todo y he aprendido que existe suficiente certeza y suficiente verdad y que también hay dudas en algunas áreas pero puedo vivir con eso porque existen otras certezas que hacen que funcione.

Bien no estoy seguro si es suficiente experiencia lo que les he comentado pero volvamos a las ideas en Latinoamerica. En los últimos años a raíz de los llamamientos de la iglesia hemos tenido mucho contacto con la primera presidencia y hace tres semanas tuvimos una sesión de tres días con ella en el templo y con muchos miembros del quórum de los doce. Fue una buena experiencia, una experiencia confirmadora de que esto es verdad, de que es correcto. Lo que digo es que esas son experiencias confirmadoras y que se puede luchar y pasar por dificultades y problemas pero que hay demasiadas cosas que lo hacen verdadero. Bueno ahora me detengo y quisiera agradecerles y responderles si tienen preguntas y escuchar sus comentarios.

No Responses

Write a Comment»
  1. 1
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    EXCELENTE, ME GUSTO LA SENCILLEZ, LA HONESTIDAD DE DECIR QUE HA TENIDO DUDAS, PERO CUANDO ESO PASA EL REGRESE A LO BASICO Y AUN EXPERIENCIA PODEROSA…
    PD.YA SUBAN LA TERCERA PARTE.
    smile

  2. 2
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    Me pasa muy parecido que al Hno, he tenido solo un par de esperiencias espirituales, pero tan fuertes que APLACAN toda la duda que puede venir. Uso la misma tecnica que el, osea recordar tiempos mejores y en especial esas esperiencias y las uso como escudo y espada. Otra cosa que uso para enseñar a los mas racionales es la idea que hay muuuuuchos hnos muy inteligentes MUCHO mas que yo o que nosotros, gente muy preparada, titulos universitarios, incluso DOCTORES de alguna materia, y sus testimonios tan sencillos del evangelio son fuerte como una roca. En mi caso, aun cuando conozco el evengelio y me manejo medianamente bien con el, lo que mas me trae satisfaccion es el SERVICIO, en el SERVICIO he podido encontrar las mejor forma de hacer fuerte el testimonio.

  3. 3
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    ¡¡¡Ese es mi presidente!!!!

    Salu2

  4. 4
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    Es asombroso saber cuan claro, sencillo y fortalecedor, puede llegar a ser un siervo del Señor cuando habla por el poder del Espíritu.
    Me gustó el ejemplo que da acerca de la “Línea de su vida”.

    Saludos,

  5. 5
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    me gusta lo que el define como “experiencias confirmadoras”, lo que entiendo es que estas experiencias son muy, muy personales, extremadamente sencillas, pero poderosas y hechas a la medida del que las necesita para confirmar la fe

  6. 6
    Unknown Unknown Unknown Unknown

    Tenemos que fortalecer y ayudar la obra donde nos encontremos y como miembros dar referencia para que los bautizos sena efectivos.

    Lili

  7. 7
    Unknown Unknown

    […] mi crisis de Fe en su oportunidad, uno de los testimonios que he leído y mas valoro, fue la del Elder Thomas E. Lyon quien trata acerca de sus dudas y como ha mantenido su testimonio. Si hasta Enos, La Madre Teresa y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.